ROMEO pondrá en marcha una planta integral de valorización de residuos orgánicos para la obtención de productos de valor añadido - IN852A 2016/97 -
  • Este proceso permitirá producir recursos tales como energía, fertilizantes o nutrientes a partir de una gran variedad de residuos procedentes de la actividad industrial. 
  • Enmarcado en el Programa ConectaPEME 2016, el consorcio del proyecto está liderado por Roca Roibas y lo completan las empresas Xiloga, Aquanor, Centro de Valorización Ambiental del Norte e Indutec. Sedaqua, el Grupo de Ingeniería Ambiental y Bioprocesos y el Laboratorio de Tecnología Ambiental, ambos de la USC, y AIMEN participan como entidades colaboradoras. 
  • ROMEO utilizará la digestión anaerobia y metodologías de control avanzado y monitorización con sensores ópticos que permitirán mejorar el rendimiento de las plantas de biogás.  

El principal objetivo del proyecto ROMEO (Valorización de residuos orgánicos con control avanzado y monitorización óptica) es validar a nivel técnico y económico un proceso de tratamiento de residuos agro-industriales, optimizado energéticamente, para la recuperación de recursos de valor añadido, tales como energía, fertilizantes o nutrientes. 

Para ello, ROMEO utilizará la digestión anaerobia, una tecnología ampliamente utilizada para el tratamiento de aguas residuales de alta carga, y metodologías de control avanzado y monitorización con sensores ópticos que, serán validados en una planta de valorización integral de residuos orgánicos agro-industriales.

Este proyecto abarcará, también la implementación de un humedal de tratamiento de lodo para la estabilización del digestato del co-digestor anaerobio y, finalmente, la validación de los procesos para la recuperación de nutrientes del efluente líquido del humedal de lodo.

Principales innovaciones

El principal resultado de ROMEO será el desarrollo de la planta integral de valorización de residuos orgánicos para la producción de productos de valor añadido a partir de una gran variedad de residuos orgánicos (FORSU, Lodos EDAR, sector alimentario, hostelería, etc.).

Así mismo, una de las tecnologías más novedosas que se estudiarán en el proyecto será el sistema de monitorización óptico, acoplado al control avanzado para procesos de digestión anaerobia, ya que supondrá un paso más allá para la automatización y mejora del rendimiento de las plantas de biogás.

Otra tecnología que se podrá comercializar de forma independiente será el humedal de tratamiento de digestato. Las plantas de biogás producen un digestato que no siempre tiene fácil salida como fertilizante. Su gestión en un humedal, considerada una tecnología de bajo coste, puede suponer una ventaja competitiva ya que reduce su cantidad y mejora su calidad. 

 Colaboración intersectorial 

El proyecto ROMEO, con un presupuesto de algo más de 1 millón euros y una duración total de 34 meses, se enmarca dentro del Programa ConectaPEME 2016.

El consorcio del proyecto está liderado por la empresa Roca Roibas, especializados en operación y monitorización de procesos anaerobios y humedales construidos. Lo completan las entidades Xiloga, como gestor de residuos industriales a través de depósito en vertedero y compostaje; Aquanor, ingeniería desarrolladora de tecnología de tratamiento de aguas y residuos; Centro de Valorización Ambiental del Norte, empresa de valorización de materiales sólidos para la elaboración de fertilizantes y tecnosoles e Indutec, ingeniería especializada en la realización de proyectos industriales aplicando soluciones tecnológicas aumentando la eficiencia energética.

Esta agrupación de empresas cuenta con la colaboración del Grupo de Ingeniería Ambiental y Bioproceso (Biogrup) y del Laboratorio de Tecnología Ambiental (LTA), ambos de la USC, de Sedaqua y AIMEN Centro Tecnológico.